Top
Conoce los monasterios de Bulgaria | Travelmate Bulgaria
fade
3505
destinations-template-default,single,single-destinations,postid-3505,cookies-not-set,mkd-core-1.1.1,mkdf-social-login-1.1,mkdf-tours-1.3,voyage-ver-1.3,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-no-behavior,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-animate-height,mkdf-dark-header,mkdf-header-standard-border-enabled,mkdf-fullscreen-search,mkdf-fullscreen-search-with-bg-image,mkdf-search-fade,mkdf-medium-title-text,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,elementor-default
 

Monasterios de Bulgaria

Tras la adopción del cristianismo ortodoxo en el país a mediados del siglo IX por orden del rey Boris I, se comenzó la construcción a gran escala de templos, basílicas y monasterios. Construidos en lugares difíciles de alcanzar y encontrar, a veces excavados en las rocas o escondidos entre las montañas, los monasterios búlgaros siempre han sido un refugio para la población durante los cinco siglos de la dominación otomana.

Los monasterios búlgaros, construidos por el territorio de todo el país jugaron un papel muy importante para la protección y la conservación de la cultura, la historia y el espíritu nacional. Estos fueron el lugar donde se crearon los primeros comités de lucha por la liberación del país y también sirvieron de refugio para muchos revolucionarios búlgaros. El material más utilizado en la construcción de los monasterios fue la piedra, pero también muchas veces la madera, lo que facilitó su frecuente destrucción por incendios. Hoy en día Bulgaria cuenta con 120 monasterios, la mayoría de ellos fundados entre los siglos XII-XIII  y restaurados durante la época renacentista (los siglos XVIII-XIX). Algunos de ellos no son activos, pero otros funcionan, casi sin interrupción, desde hace más de 1000 años.

El Monasterio de Rila es el más grande e importante del país y uno de los símbolos por excelencia de Bulgaria. El complejo arquitectónico está en las lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Situado en el corazón de la montaña de Rila, el monasterio fue fundado en el siglo X por San Juan de Rila. La torre que sirvió de fortaleza para los monjes en tiempos tempestuosos, es la parte más antigua (1335).

El Monasterio de Bachkovo es el segundo más grande de Bulgaria y se encuentra a los pies de las montañas de Ródope, al lado del pueblo de Bachkovo y a solo 25 km de Plovdiv. Como fecha de su fundación se considera el año 1083 cuando dos hermanos georgianos, Grigori i Apassios Bakuriani que estaban a servicio de los bizantinos, crearon el primer monasterio. Más tarde el monasterio formó parte del territorio del reino búlgaro durante la época del zar Iván Alexander. La iglesia principal en el patio del monasterio es dedicada a la Virgen y es la única iglesia de cruz griega y tres ábsides construida antes de la época del Renacimiento. Aquí  se conserva el milagroso icono de la Virgen (1311) con marco de plata que atrae a muchos peregrinos y visitantes. En la época renacentista (1840) el famoso pintor búlgaro Zahari Zograf decoró la última iglesia añadida al monasterio, la de San Nicolás, una espléndida obra de arte. En el monasterio también se puede visitar el museo donde se guardan objetos litúrgicos, libros e iconos de gran importancia y valor.

Situado en la cordillera de los Balcanes Centrales el monasterio de Troyan nos sorprende con su entorno natural y nos invita conocer su larga historia. Fue fundado en el año 1600 pero su actual estilo arquitectónico se debe a las restauraciones durante el siglo XIX. Desde el periodo del renacimiento podemos ver pinturas murales del famoso artista búlgaro Zajari Zagoraf. Es el tercer monasterio más grande de Bulgaria después de los monasterios de Rila y Bachkovo. Tuvo una gran relevancia en la época del dominio turco y fue centro espiritual y cultural. Su nombre completo es “Asunción de la Virgen María“ y es aquí donde se encuentra el milagroso icono de la Virgen de las Tres Manos. Así mismo aquí veremos el refugio de Vasil Levski – el personaje más popular de la Revolución búlgara.

Otro monasterio que recomendamos visitar por la zona central de Bulgaria es el monasterio de Dryanovo, situado muy cerca a las ciudades de Dryanovo, Gabrovo y Tryavna y fundado en el siglo XII. También tuvo un papel muy importante durante la preparación del Levantamiento de Abril para la liberación de los turcos. Fue devastado varias veces pero arquitectos y artistas locales siempre lograron a recuperarlo o empezar a construirlo de nuevo. El monasterio es dedicado a San Arcángel Miguel y gracias a su antigua biblioteca durante la época del renacimiento sirvió como un lugar de conservación de la lengua y cultura búlgara.

El Monasterio de Rozhen se encuentra en la parte suroeste del país, a sólo 6 km de la pequeña ciudad de Melnik. Uno de los más antiguos, fundado en el siglo XIII y famoso por su diseño arquitectónico, el monasterio sirvió de centro cultural y literario durante la época de los otomanos. El nombre “Rozhen” deriva de la palabra búlgara roden que significa nacido o nacimiento, y tiene que ver con los frescos en la iglesia principal, dedicados a la Natividad de la Virgen. Aquí se pueden ver también el impresionante iconostasio esculpido en madera y también varios frescos y pinturas murales de la misma época (XVI-XVIII).

El Monasterio Rupestre de Ivanovo es en realidad un conjunto de iglesias excavadas en las rocas, a 32 metros de altura en el área protegida del parque Rusenski Lom, cerca de la ciudad de Ruse. El monumento está incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO por sus extraordinarios frescos de los siglos XII al XIX. El monasterio fue fundado en los años 20 del siglo XIII por el monje Joaquín, que más tarde fue nombrado Patriarca búlgaro. En algunos de los templos se pueden ver frescos que son buen ejemplo del arte religioso en Bulgaria de los siglos XIII y XIV. Las inscripciones en las paredes de las celdas proporcionan información sobre importantes acontecimientos históricos. Los frescos de la IglesiaSanta Virgen” (Sveta Bogoroditsa), de extraordinarias cualidades artísticas, se encuentran entre las muestras más representativas del Arte Paleológico de los Balcanes

Otros monasterios rupestres de gran interés en Bulgaria son el Monasterio de Aladzha (s. XI-XII), muy cerca de la ciudad de Varna, y el Monasterio de Besarabovo (s. XIV), a 10 km de la ciudad de Ruse, que es el único monasterio rupestre que sigue activo.

El Monasterio de Glozhene es uno de los más impresionantes de Bulgaria. Pintorescamente situado a los pies de Stara Planina, el monasterio se ve desde lejos, construido sobre una roca a 870 metros de altura. El primer monasterio fue fundado en el siglo XIII por el príncipe de Kiev Glozh para guardar una imagen del San Jorge (Sveti Georgi). Con las primeras invasiones de los otomanos los monjes decidieron construir un nuevo monasterio que fuera difícil de alcanzar y donde se siguiera proteger el icono. Los dos monasterios fueron conectados por un túnel excavado en las rocas, llamado “prosechnik”, que luego fue usado como refugio por los monjes y los búlgaros durante la lucha contra los otomanos. Hoy en día se conserva una parte del túnel por el que se puede salir a una terraza con vista panorámica.

El Monasterio de San Atanasio, en la región de Chirpan, se considera el monasterio más antiguo de Europa y fundado personalmente por San Atanasio, el Arzobispo de Alejandría, en 344. En su larga historia,  fue destruido y restaurado varias veces pero siempre ha tenido un papel importante para la conservación de la religión y la cultura. En los años 80 del siglo XX se construyó el nuevo edificio del monasterio. El monasterio de San Atanasio es activo y celebra fiestas en tres ocasiones: el 18 de febrero, el 2 de mayo y el 14 de octubre.

A lo largo de los siglos, en los alrededores de Sofía se construyeron  numerosos  monasterios formando la llamada Sveta Gora de Sofía (El bosque Sagrado de Sofía), que tuvieron un papel muy importante para la conservación de la fe y el espíritu nacional durante la época de la dominación otomana. Entre ellos merecen especial mención el Monasterio de Dragalevtsi, de la Santísima Virgen de María de Vitosha, y el Monasterio de los Siete Tronos.

Otros monasterios de gran interés son el Monasterio Patriarcal de la Santísima Trinidad y el Monasterio de Plakovo, de San Elías, cerca de Veliko Tarnovo, el Monasterio de Sokolovo, cerca de Gabrovo, el Monasterio de Zemen, etc.