Top
Gabrovo y Etara en el corazón de Bulgaria | Travelmate Bulgaria
fade
3465
destinations-template-default,single,single-destinations,postid-3465,cookies-not-set,mkd-core-1.1.1,mkdf-social-login-1.1,mkdf-tours-1.3,voyage-ver-1.3,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-no-behavior,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-animate-height,mkdf-dark-header,mkdf-header-standard-border-enabled,mkdf-fullscreen-search,mkdf-fullscreen-search-with-bg-image,mkdf-search-fade,mkdf-medium-title-text,jet-desktop-menu-active,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-4355
 

Gabrovo Bulgaria

La etimología del nombre de Gabrovo proviene del árbol del carpe. Según la leyenda, el inicio de la ciudad actual fue dado por un herrero de una aldea cercana que cada mañana establecía su taller bajo un gran carpe, en el camino antiguo que conectaba la parte sur y la parte norte de Bulgaria. Se dice que aquí está el centro geográfico de toda Bulgaria, pero Gabrovo es mayormente conocida como la capital búlgara del humor...

La Casa del Humor y de la Sátira es el único museo del mundo dedicado al humor. Con Don Quijote y Sancho Panza protegiendo su entrada, el museo contiene obras de arte cómico y satírico local y de todo el mundo: esculturas, posters, caricaturas, murales, anécdotas, etc. . El lema del museo es: “El mundo ha sobrevivido por haber reído”. Los visitantes del museo son recibidos por un guía turístico con el saludo “Bienvenidos y bienmarchados “: un saludo típico de Gabrovo. Cerca de la entrada de la exposición se puede ver también el símbolo de Gabrovo, el gato negro sin cola: se dice que los locales les cortan las colas a los gatos para que salgan más rápido de la habitación y así no se escape el calor durante los meses fríos de invierno. Otro símbolo de Gabrovo está representado por la pintura del artista Radi Nedelchev: el gran huevo con un grifo. Según la anécdota los habitantes de Gabrovo son tan tacaños que utilizan un huevo entero para condimentar el caldo solo en días de fiesta.

El 1 de abril, día de las bromas, la Casa del Humor y la Sátira celebra su cumpleaños con mucha diversión y un programa festivo, mientras que a principios de mayo se celebra un festival del humor con disfraces, máscaras, desfile, música folklórica y premios.

Sólo a 9 kilómetros de la ciudad se encuentra un museo etnográfico al aire libre: Etar. Aquí se puede ser testigo de la arquitectura y el modo de vida de Gabrovo y su región en la segunda mitad del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Hay cerca de 50 casas son museos, galerías o talleres de artesanía, donde uno puede observar en tiempo real la tecnología auténtica utilizada por los artesanos en la producción: elaboración de campanas forjadas, productos de cerámica, cobre y piel, elaboración de dulces tradicionales. Cada año, durante el primer fin de semana del mes de septiembre, en el complejo arquitectónico y -etnográfico se celebra la Feria Internacional de la Artesanía Tradicional.

Cogiendo un sendero turístico que pasa por una hermosa localidad, se llega hasta el maravilloso monasterio Sokolski (de los halcones) de la primera mitad del siglo XIX.

A otros 15 km de Gabrovo, escondida en las pendientes septentrionales de Stara Planina está el pueblo pintoresco de Bozhentsi. Según una leyenda antigua, la aldea fue fundada por una Boyarda de Tarnovo, llamada Bozhana, que se estableció aquí con sus hijos después de la muerte de su marido durante la conquista de la capital de Tarnovo por los otomanos. De ahí viene el nombre de la aldea. El mito dice que, junto con Bozhana, llegaron residentes adinerados de Tarnovo, que trajeron consigo su rica cultura y tradiciones. Aquí el tiempo se ha detenido en algún momento del siglo XIX, guardando la imagen más fiel del estilo renacentista. Más de 100 casas de Bozhentsi están perfectamente conservadas en su forma auténtica: pintadas de blanco, con los techos cubiertos de lozas. Hoy en día, el pueblo es uno de los destinos preferidos para el turismo ecológico y rural y se considera una auténtica reserva arquitectónica.

Otro sitio de interés en las cercanías de Gabrovo es la ciudad de Tryavna, un importante centro cultural y artesanal. En la época del Renacimiento búlgaro (XVIII – XIX) en Tryavna se fundó la prestigiosa Escuela de Arte de Tryavna, que hoy en día mantiene su reputación. En el centro está uno de los símbolos de Tryavna: la Torre del Reloj. Aquí también se puede observar la interesante colección de relojes de diferentes épocas históricas. Otros atractivos son la casa Daskalova, la casa Slaveikova del poeta Petko Slaveykov, la casa Raykova del primer profesor de química de Bulgaria, la casa natal del revolucionario Anguel Kanchev, las iglesias de San Miguel Arcángel y San Gabriel Arcángel, el Museo del Icono y la antigua calle con muchos talleres de grabado, de zapatos de cuero, de trajes folclóricos y tiendas de recuerdos. Sorprendentemente, en Tryavna se encuentra el único museo de la Península Balcánica dedicado al arte asiático y africano. El museo cuenta con más de 380 objetos de Tíbet, Nepal, India y algunos países africanos. Se exhiben estatuas de las deidades más veneradas de Asia y el arte africano está representado por objetos y máscaras que se utilizan para los rituales paganos y hechizos de vudú.

Más curiosidades sobre Gabrovo, Etara y Tryavna

  • En Gabrovo se construyó la primera escuela en Bulgaria. Allí está el único museo nacional de educación.
  • Una anécdota cuenta que la anfitriona gabroviana siempre acompaña a sus invitados hasta la puerta para asegurarse de que hayan quedado satisfechos, pero también de que no vayan a volver.
  • Cada noche a las 22 horas desde la famosa Torre del Reloj en el casco antiguo de Tryavna empieza a sonar una canción que se llama “Inseparables” y es dedicada a un poema del legendario poeta búlgaro Pencho Slaveykov.
  • La palabra “gabrovets” (el habitante de Gabrovo) se usa como epíteto para referirse a personas mezquinas y tacañas.